Ir al contenido

Municipalidad de Lima recupera fachada de la iglesia de Nuestra Señora de la Soledad

En el marco de la implementación del Plan Maestro para el Centro Histórico, la Municipalidad de Lima presentó los avances en la restauración de la fachada de la iglesia Nuestra Señora de la Soledad, proyecto que complementa la recuperación integral del espacio público de la plazuela de San Francisco.

“Debajo de muchas capas de pintura látex se ha encontrado la pintura mural del siglo XIX y, debajo de ella, otra pintura mural del siglo XVII. Cabe indicar que los orígenes de la iglesia se remontan a 1604. Este trabajo de restauración, que implica todo un proceso especializado, devuelve el valor histórico a la iglesia desde una perspectiva contemporánea”, mencionó Luis Martín Bogdanovich, gerente de Prolima, entidad adscrita a la Municipalidad de Lima.

Asimismo, recalcó la importancia de la estrecha relación que se tiene con la cofradía de La Soledad, con quienes se está trabajando desde el 2019, cuando se inició el proceso de investigación arqueológica: “El proyecto de restauración que presentamos incluye todas las fachadas del conjunto monumental franciscano; sin embargo, solo se ha podido iniciar en el ámbito de la propiedad de la cofradía de La Soledad”, explicó.

Esta intervención forma parte del proyecto integral de peatonalización de 41 cuadras del Damero de Pizarro. “Justamente, ya todas las calles del entorno de la plazuela de San Francisco son peatonales y están totalmente recuperadas. Ya cuentan, además, con iluminación pública ornamental”, mencionó el funcionario. Finalmente explicó que se espera culminar estos trabajos a fines del 2022.

La intervención y puesta en valor de la fachada de la iglesia de la Soledad incluye la instalación de ventanas de exposición arqueológica, la remodelación de pisos con piedra, la instalación de mobiliario de descanso y luminaria, entre otros. Asimismo, se viene trabajando en el área de la portada, las ventanas, la carpintería metálica y todos los elementos decorativos de los cuatro frentes.

A la fecha, ya se entregaron a la ciudad las fachadas de la iglesia de Nuestra Señora de Copacabana (Rímac), Sagrado Corazón de Jesús – La Recoleta (plaza Francia) y Santa Rosa de los Padres (santuario de Santa Rosa). Además de la iglesia Nuestra Señora de la Soledad, se viene trabajando en la puesta en valor de las iglesias San José de las Descalzas (Barrios Altos) y Santo Domingo.

Investigación arqueológica

Durante los trabajos se hallaron tres tipos de pintura mural. La primera procedería de 1670 y está elaborada con la técnica trampantojo y la segunda dataría del siglo XVIII, donde predominan los tonos verdes, azules y amarillos, en un diseño floral. La más superficial, es una capa de blanco y negro que data de mediados del siglo XIX.

En agosto del 2020 se hallaron los restos de la primitiva capilla de La Soledad, una cripta subterránea, el piso original de cantos rodados de la plazuela y restos del antiguo muro pretil o cerco perimétrico que rodeaba el Convento de San Francisco. Se encontró la capilla sepulcro del Cristo del Descendimiento que estuvo originalmente bajo el altar mayor, al igual como lo está en la actualidad. Debajo del altar mayor se ha encontrado este recinto decorado con un pavimento de azulejos del siglo XVII, así como las improntas de las piezas retiradas.

Actualmente las investigaciones se concentran en la cripta funeraria del interior de la iglesia, donde fueron sepultados los hermanos de la antigua cofradía desde 1674 hasta 1808.