Ir al contenido

Municipalidad de Lima instaló 181 placas braille y repetidores acústicos en intersecciones viales de 14 distritos de la ciudad

  • Iniciativa de la comuna limeña permite el tránsito seguro de las personas con discapacidad visual.
  • Placas contienen información que orienta a los ciudadanos al momento de cruzar las vías.

Como parte de su política de inclusión y accesibilidad, la Municipalidad de Lima ha instalado 181 placas braille y repetidores acústicos en distintas intersecciones viales de 14 distritos de la ciudad.

De esta manera las personas con discapacidad visual podrán conocer, mediante una placa de aluminio, el nombre de la calle o avenida, el número de la cuadra y el sentido de la vía. Además, con ayuda de los dispositivos acústicos, sabrán si el semáforo se encuentra en luz roja (sonido intermitente) o luz verde (sonido prolongado), con el fin de que puedan cruzar la calle de forma más segura y directa. 

Estos dispositivos están adosados a los postes semafóricos, para una cómoda lectura y rápida percepción auditiva del peatón. Entre los cruces ya implementados están la Av. Brasil con el Jr. Don Bosco (Breña – Cercado), la Av. República de Panamá con la Av. Canaval y Moreyra (San Isidro), la Av. Brasil con el Jr. Castrovirreyna (Breña – Jesús María), la Av. Tomás Marsano con la Av. Caminos del Inca (Surco) y la Av. Sucre con la Av. Bolívar (Pueblo libre).

Cabe precisar que el repetidor acústico cuenta con un potenciómetro en su interior, que permite regular el volumen, la fuerza y la frecuencia de la acústica. Este ha sido programado en función al horario; es decir, se apagará durante las noches.

En el Perú existen 3’209,261 personas que tienen algún tipo de discapacidad; el 61.3% de ellas tiene discapacidad visual. De esta población, el 33.5% es de Lima Metropolitana, según el Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad (Conadis).

La Municipalidad de Lima exhorta a la ciudadanía a respetar y cuidar estos elementos inclusivos, por ser una herramienta que permite la autonomía de las personas con discapacidad visual durante su recorrido por la ciudad.