Ir al contenido

MML clausura y desmantela habitaciones precarias donde se ejercía la prostitución clandestina

Dos predios multifamiliares cuyas segundas plantas habían sido divididas en minúsculos cuartos de dos por dos metros de tamaño para ser usados como lechos al paso donde mujeres ejercían la prostitución clandestina en la Av. Grau y el Jr. Sandia, fueron intervenidos por la Municipalidad de Lima.

 A PROSTIBULO CLAUSURA 1

Dos predios multifamiliares cuyas segundas plantas habían sido divididas en minúsculos cuartos de dos por dos metros de tamaño para ser usados como lechos al paso donde mujeres ejercían la prostitución clandestina en la Av. Grau y el Jr. Sandia, fueron intervenidos por la Municipalidad de Lima.

Personal de la Gerencia de Fiscalización y Control procedieron a desmantelar los estrechos y sucios cubículos de madera encontrados en la segunda planta de los edificios ubicados en el 195 de la Av. Grau y el 474 del Jr. Sandia, en donde, según vecinos, prostitutas subían a sus clientes ocasionales sin importarles que familias con niños vivieran en cuartos contiguos.

“Hemos advertido que son viviendas multifamiliares cuyos dueños arriendan espacios, subdividiéndolos con tabiquería de tripley que no cuentan con sistemas de agua ni ningún tipo de servicios de saneamiento. Se les ha dejado notificaciones de cargo por inadecuadas condiciones de salubridad”, expresó el subgerente de Fiscalización John Ortiz.

En efecto, inspectores de Vigilancia Sanitaria del municipio capitalino constataron las paupérrimas condiciones en que eran mantenidas las habitaciones, cuyas paredes y pisos sucumbían ante la suciedad, regados de papel higiénico usado. En un cubículo de la vivienda de la Av. Grau se encontró cajas de preservativos y una lata de terokal, sustancia usada como inhalante para producir una euforia rápida, principalmente entre menores de edad.

A PROSTIBULO CLAUSURA 2

“Hemos clausurado definitivamente el ejercicio de cualquier actividad prostibularia o que la facilite”, refirió Ortiz Aponte, quien explicó que las mujeres que usan estos cuartos, meretrices conocidas en la zona, cobran 30 soles a sus clientes, pagándole 10 soles adicionales a los propietarios de las viviendas para usar sus cuartos como habitaciones al paso.

Expresó que la Municipalidad de Lima va a seguir con las investigaciones para ubicar a los propietarios que están arrendando y dando facilidades para el ejercicio de la prostitución en esos sitios. “Junto con la Policía del sector ya estamos tras sus pasos. A ellos se impondrá multas de hasta más de 16 mil soles (4 UITS)”.

Cinco mujeres encontradas en las habitaciones, que en todo momento se mantuvieron con el rostro cubierto, fueron conducidas a la comisaría del sector para que revelen el régimen laboral en que trabajan en los cuartos, los mismos que fueron desmantelados, retirándose todo el material de hotelería, camas, sábanas y tarimas.

A PROSTIBULO CLAUSURA 3