Ir al contenido

Serenazgo de Lima vuelve a frustrar robo de celular gracias a cámaras de videovigilancia

Gracias a la coordinación de la Central de Video Vigilancia del Serenazgo de Lima que monitorea el centro de la capital desde los aires con los serenos que patrullan las calles portando cámaras testigo, el intento de fuga de un arrebatador fue desbaratado, permitiendo que se le capture junto a su cómplice y se recupere el bien sustraído.

 A SERENOS 2

Gracias a la coordinación de la Central de Video Vigilancia del Serenazgo de Lima que monitorea el centro de la capital desde los aires con los serenos que patrullan las calles portando cámaras testigo, el intento de fuga de un arrebatador fue desbaratado, permitiendo que se le capture junto a su cómplice y se recupere el bien sustraído.

Era las 04:00 horas cuando Jean Márquez Cruz (31), tras despojar de su teléfono celular a Luis Rafael Quino López (40) a la salida de una pollería junto a su familia en la intersección del Jr. Zepita con Washington, emprende la fuga junto a su compinche identificado como Erick Marcelo Taboada Cueva (34) por el cruce del Jr. Quilca con la Av. Alfonso Ugarte.

Los delincuentes se alejan raudamente; así, mientras Taboada Cueva ingresa por el Jr. Zepita, Márquez Cruz idea una manera de burlar a la autoridad, echándose detrás del murete que divide el carril vehicular de la Av. Alfonso Ugarte, con dirección a la Plaza Bolognesi, de la ruta exclusiva del Metropolitano.

Tras evadir al Serenazgo, se levanta y toma un taxi para buscar alejarse de la zona. Ignora que su acción ha sido advertida por las cámaras aéreas del municipio limeño que han captado todo, comunicándolo a la patrulla del lugar, la misma que intercepta el taxi a la altura de la cuadra 9 de la Av. Alfonso Ugarte y reduce a un cínico Márquez Cruz que en todo momento niega su delito.

Por su parte, Erick Marcelo Taboada Cueva es interceptado y detenido en la calle ubicada a espaldas del Hospital Arzobispo Loayza en la jurisdicción de Breña.

A SERENOS 1

Los intervenidos fueron conducidos a la comisaría de Alfonso Ugarte con el apoyo una Unidad Móvil de la PNP para las investigaciones respectivas, mientras la víctima del robo agradeció a los Serenos del Lima por el apoyo recibido.

Como se sabe, la Central de Videovigilancia del Serenazgo de Lima monitorea 406 cámaras, incluidas las del Metropolitano; 170 de ellas emplazadas en las calles, a lo que se suman 143 botones de pánico, y 135 “cámaras testigo” que llevan en el pechero del uniforme igual número de serenos para tener un registro más veraz de los incidentes que ocurren en las calles.