Ir al contenido

MML aconseja a la población la manera de reconocer turrón de Doña Pepa en malas condiciones

MML aconseja a la población la manera de reconocer turrón de Doña Pepa en malas condiciones

Ante la posibilidad de ser engañado por malos comerciantes que ofrecen el tradicional turrón de Doña Pepe a bajos precios usando insumos adulterados, especialistas en salud de la Municipalidad de Lima dieron algunas recomendaciones a tener en cuenta al momento de comprar el mencionado producto y así evitar perjuicios al sistema digestivo.

 A TURRON 1

Ante la posibilidad de ser engañado por malos comerciantes que ofrecen el tradicional turrón de Doña Pepe a bajos precios usando insumos adulterados, especialistas en salud de la Municipalidad de Lima dieron algunas recomendaciones a tener en cuenta al momento de comprar el mencionado producto y así evitar perjuicios al sistema digestivo.

El subgerencia de Sanidad y Promoción de la Salud de la comuna limeña, Luis Miguel López, recomendó a la población adquirir estos productos en lugares que ofrezcan las garantías necesarias y evitar comprar los turrones ofrecidos en forma ambulatoria, es decir, en triciclos o carretillas.

Destacó que los colores del producto no deben ser muy intensos, ni muy amarillos, ni muy anaranjados porque esto muestra que el uso de colorantes no ha sido controlado. También dijo que las grageas de caramelo deben tener una tonalidad pastel, su color no debe ser fuerte.

En cuanto al sabor, el especialista refirió que si al probar el dulce, este sabe ácido, significa que presenta un grado de fermentación y ya no está apto para el consumo.

A TURRON 2

López León subrayó que todo turrón envasado debe contener registro sanitario que incluye la relación de insumos usados además de fecha de expiración vigente. Exhortó a los vendedores del centenario dulce a almacenarlo en lugares secos y, de venderlo a granel, taparlo con papel film además de usar cuchillos limpios y desinfectados para trozarlo.

Por otro lado, el médico, quien realizó estas declaraciones en el Laboratorio Bromatológico del municipio de Lima, añadió que el consumo de un turrón de Doña Pepa adulterado podría ocasionar fuertes cuadros de intoxicación e infecciones estomacales como vómitos, diarreas severas, parasitosis, e incluso alergias.

La Municipalidad de Lima a través de la Subgerencia de Vigilancia Sanitaria y la Gerencia de Fiscalización y Control viene reforzando la inspección de panaderías y pastelerías en las que se producen y venden turrones, a propósito del incremento de la demanda por este producto durante el mes morado.