Ir al contenido

MML completa procedimiento para iniciar programa de vivienda social en Cantagallo

MML completa procedimiento para iniciar programa de vivienda social en Cantagallo

La Municipalidad de Lima completó ya la tarea que le correspondía en el proceso de viabilizar el programa de vivienda social a favor de la comunidad shipiba de Cantagallo, esto tras entregar los acordados subsidios dinerarios a 238 familias que se retiraron temporalmente del terreno que ocupaban desde hace varios atrás con el fin de dar paso libre a la edificación de sus futuras viviendas.

cantagallo3

La Municipalidad de Lima completó ya la tarea que le correspondía en el proceso de viabilizar el programa de vivienda social a favor de la comunidad shipiba de Cantagallo, esto tras entregar los acordados subsidios dinerarios a 238 familias que se retiraron temporalmente del terreno que ocupaban desde hace varios atrás con el fin de dar paso libre a la edificación de sus futuras viviendas.

Este retiro temporal ha culminado este fin de semana y solo queda realizar los trabajos de limpieza y retiro de desmonte de las antiguas viviendas comunitarias, todo lo cual complementa el trabajo municipal por hacer posible el cumplimiento de los compromisos de la comunidad shipiba con el gobierno nacional.

Este proceso se consolida desde noviembre del año pasado, cuando la comuna capitalina toma parte del diálogo con la comunidad y el Ministerio de Vivienda, conformando los grupos de trabajo para estudiar el proyecto de viviendas y alcanzando el consenso para elaborar el padrón de beneficiarios de este apoyo a un grupo poblacional históricamente vulnerable.

Esto caminó de la mano con la elección de Cantagallo como área del futuro proyecto habitacional, en una decisión adoptada en diciembre de 2016 en base al informe técnico elaborado por el Centro Peruano Japonés de Investigaciones Sísmicas y Mitigación de Desastres (CISMID) avalado por el prestigioso ingeniero Julio Kuroiwa.

cantagallo2

Todo esto llevó a la elaboración del marco legal necesario para regularizar el proyecto, así como al cambio de zonificación tan demandado para el terreno de 19 mil metros cuadrados situado en uno de los márgenes del río Rímac, quedando así legalmente habilitado para alojar las edificaciones necesarias para que se instalen allí las familias de la comunidad shipiba asentada en Lima desde hace casi 18 años.

El proyecto será ejecutado por el Ministerio de Vivienda, que será el ente encargado de determinar las zonas de edificación en base a criterios técnicos, la lotización del predio, la ubicación de las áreas verdes y la sectorización del terreno.

La Municipalidad de Lima, en tanto, alcanzó el consenso con las familias involucradas en el proyecto para conceder un subsidio económico de 500 soles mensuales para costear su retiro temporal de Cantagallo y su traslado por el tiempo que duren los trabajos de construcción de las nuevas viviendas.

El apoyo económico es distribuido por la Fundación Lima y es costeado con recursos municipales por aproximadamente 2.2 millones de soles entre 2017 y 2018. Los montos ya comenzaron a ser distribuidos en setiembre último y se entregaba a cada familia que cumplía con retirarse del área de Cantagallo, en cumplimiento de los acuerdos alcanzados.