Ir al contenido

Sat de Lima entregó silla de ruedas a niña con discapacidad gracias a reciclaje de tapitas plásticas

Sat de Lima entregó silla de ruedas a niña con discapacidad gracias a reciclaje de tapitas plásticas

La niña Adrianita Valentina Buitrón Montalván tiene solo 5 años, padece de parálisis cerebral y sueña con poder jugar en el parque con sus amigos. Ahora esa ilusión será  posible gracias a la silla de ruedas que recibió del Servicio de Administración Tributaria (SAT), organismo adscrito a la Municipalidad de Lima, como parte de su programa de Responsabilidad Social “Reciclando Ando”. 

 Captura23

La niña Adrianita Valentina Buitrón Montalván tiene solo 5 años, padece de parálisis cerebral y sueña con poder jugar en el parque con sus amigos. Ahora esa ilusión será  posible gracias a la silla de ruedas que recibió del Servicio de Administración Tributaria (SAT), organismo adscrito a la Municipalidad de Lima, como parte de su programa de Responsabilidad Social “Reciclando Ando”.

Para lograr la donación de este aparato ortopédico los colaboradores del SAT recolectaron más de media tonelada de tapitas de plástico, demostrando que la solidaridad y la preocupación por el medio ambiente pueden motivar la sonrisa de una niña.

Esta labor de reciclaje se realiza en contenedores debidamente instalados en todas las oficinas de la entidad.

El programa de Responsabilidad Social “Reciclando Ando” se efectúa a través de un convenio de cooperación interinstitucional entre del Servicio de Administración Tributaria y la ONG Tierra y Ser, que promueve la recolección de tapitas plásticas.

El reciclaje de estas tapitas permite proveer de sillas de ruedas, andadores y otros aparatos ortopédicos a las personas de escasos recursos que padecen de algún tipo de discapacidad y no cuentan con las condiciones económicas que les permitan comprarlas.

La madre de la niña, Gloria Montalván Tamany, agradeció la entrega de la silla de ruedas que hará posible que la menor pueda movilizarse con mayor facilidad para ir al colegio, estar en casa y salir a jugar al parque cercano a su vivienda.