Ir al contenido

Almacén incendiado había sido clausurado por la MML desde hace más de diez días

Almacén incendiado había sido clausurado por la MML desde hace más de diez días

Una tragedia que se pudo evitar. La Municipalidad de Lima había ordenado, desde el pasado 9 de junio, la clausura de los niveles superiores en la «Galería Nicolini» que la empresa JPEG SAC usaba como almacenes, sin embargo tal disposición no fue atendida por dicha firma y ello ha llevado ahora a un incendio que ha terminado afectando todo este punto de comercio en la ciudad.

 Capturaq11

Una tragedia que se pudo evitar. La Municipalidad de Lima había ordenado, desde el pasado 9 de junio, la clausura de los niveles superiores en la «Galería Nicolini» que la empresa JPEG SAC usaba como almacenes, sin embargo tal disposición no fue atendida por dicha firma y ello ha llevado ahora a un incendio que ha terminado afectando todo este punto de comercio en la ciudad.

Cristian Rosenthal, gerente de Fiscalización y Control de la comuna, informó que la Gerencia de Defensa Civil inspeccionó el local y encontró que almacenaba elementos inflamables como pinturas, disolventes, cuerdas, material sintético y otros, por lo que su operatividad constituía «alto riesgo» y por ello recomendaba su clausura hasta que la empresa pueda regularizar su situación.

Por ello, la Gerencia de Fiscalización ordenó el cierre temporal de estas instalaciones, sin embargo tal disposición fue ignorada por esa firma, que siguió operando los almacenes de manera clandestina y a espaldas de la autoridad poniendo en riesgo a todos los comerciantes que trabajaban en el primer nivel.

«Pese a la orden de clausura, esta empresa JPEG SAC seguía manejando los almacenes pese a que no tenían Certificado de Defensa Civil y había informes alertando sobre las condiciones de alto riesgo que generaban. Todo ello figura en el Expediente Nro. 1667 del 9 de junio pasado», explicó el funcionario.

Cabe señalar que el Acta de Clausura Nro. 360, que oficializaba el cierre de estas instalaciones y señalaba la existencia de conductas infractoras de parte de la empresa, no quiso ser firmada por los representantes de JPEG SAC, en un acto claro de resistencia a lo exigido por las autoridades.

Adelantó que, por lo ocurrido, la Municipalidad de Lima iniciará las acciones legales correspondientes contra los responsables de esta empresa, quienes tendrán que responder penalmente por exponer a trabajadores, comerciantes y vecinos al peligro y operar sin cumplir con las normas establecidas.

A su turno, el gerente de Defensa Civil del municipio, Mario Casaretto, confirmó que los funcionarios ediles habían ordenado la clausura de estos almacenes debido a que contenían productos inflamables que eran guardados sin cumplir con los protocolos de seguridad exigidos.

«Es un local tapiado de mercadería, por lo que el control del incendio se hace difícil con estas características, y es por eso que este local había sido clausurado y eso no se ha respetado a la autoridad municipal, que percibió que había un riesgo pero eso no le interesó a la empresa, que ha hecho que el local siga funcionando», criticó.