Ir al contenido

Ratifican que bypass 28 de Julio no registra daño estructural alguno

Ratifican que bypass 28 de Julio no registra daño estructural alguno

Desde el jueves 18 de mayo ha iniciado el proceso de reparación de fisuras en el bypass 28 de Julio, tarea que está a cargo de la empresa constructora de esta obra cuyo personal operativo viene trabajando en horario nocturno para no interferir con el tránsito en este sector de la ciudad, relató Jorge Oyarzábal, representante de la Municipalidad de Lima.

 aBypass28DeJulio1

Desde el jueves 18 de mayo ha iniciado el proceso de reparación de fisuras en el bypass 28 de Julio, tarea que está a cargo de la empresa constructora de esta obra cuyo personal operativo viene trabajando en horario nocturno para no interferir con el tránsito en este sector de la ciudad, relató Jorge Oyarzábal, representante de la Municipalidad de Lima.

El funcionario, quien es administrador de la ejecución del contrato que ha permitido construir esta obra, sostuvo que inicialmente se vienen reparando las rajaduras de menor dimensión y que el trabajo se extenderá por treinta días, y en paralelo se determina además las causas de la aparición de una fisura de mayor tamaño, para proceder con una tarea de reparación más compleja y segura.

Aclaró además que la reparación de estas fisuras no costará un solo sol a la Municipalidad de Lima, dado que los gastos los tiene que asumir la empresa constructora pues así lo establecen los acuerdos previos con el municipio, y ello ha sido ratificado también por la empresa supervisora de los trabajos, la prestigiosa firma Nippon Koei.

Recalcó que la obra todavía no ha sido terminada y que solo se ha puesto en operatividad el bypass, para no afectar el tránsito en el ingreso y salida al Centro Histórico de Lima, pero que recién se podrá recepcionar el total de los trabajos hacia agosto o setiembre, cuando la constructora termine de realizar una alameda en la berma central de la avenida 28 de Julio.

aBypass28DeJulio2

Sobre esto último, Oyarzábal adelantó que en esa alameda -denominada «Plaza Nueva»- se retomarán los trabajos desde la primera semana de junio y se espera que la obra quede culminada luego de 60 días. Aseguró que la Municipalidad de Lima solo recibirá estas obras siempre y cuando cumplan con los estándares de calidad establecidos para la ciudad.

A su turno, Freddy San Román, representante de Nippon Koei, indicó que esa firma viene supervisando los trabajos de construcción del bypass y ha determinado un procedimiento de reparación de las fisuras que ya viene siendo ejecutado por la empresa constructora.

Sostuvo que la supervisión de Nippon Koei ha establecido que hay fisuras que van de 2 a 5 milímetros de extensión, ocasionadas por cambios de temperatura o secado del concreto, señalando que ese tipo de rajaduras son normales en toda obra y que lo correspondiente ahora es atender este problema y realizar los correctivos que correspondan.