Ir al contenido

Cámaras de videovigilancia permiten a serenos frustrar robo en el Cercado de Lima

Cámaras de videovigilancia permiten a serenos frustrar robo en el Cercado de Lima

Gracias la permanente monitoreo que realizan las cámaras de videovigilancia instaladas en diferentes puntos de la ciudad, efectivos del Serenazgo pudieron intervenir a una persona que intentaba descerrajar la puerta de un local comercial durante la madrugada del 14 de abril, y que no se percataba que su delictivo accionar estaba siendo registrado desde la central de operaciones.

FrusRoboUno

Gracias la permanente monitoreo que realizan las cámaras de videovigilancia instaladas en diferentes puntos de la ciudad, efectivos del Serenazgo pudieron intervenir a una persona que intentaba descerrajar la puerta de un local comercial durante la madrugada del 14 de abril, y que no se percataba que su delictivo accionar estaba siendo registrado desde la central de operaciones.

Los hechos tuvieron lugar en la segunda cuadra de la avenida Colonial, donde las cámaras tomaron el registro de una persona en actitud sospechosa que, portando una herramienta conocida como «pata de cabra», intentaba abrir las puertas del negocio de nombre «Refrigeraciones Renzo S.A.».

Ante ello, la central de operaciones del Serenazgo dio aviso a las unidades que realizaban el patrullaje en horario de madrugada, lo que hizo posible que este facineroso fuese intervenido y reducido, siendo identificado como Jorge Charles Suárez (24).

FrusRoboDos

De igual manera, en el operativo se hizo presente una unidad policial de la comisaría de Chacra Colorada, quien tomó el mando de las acciones de intervención secundado por los serenos adscritos a dos unidades vehiculares de patrullaje. El detenido fue trasladado a la dependencia policial para las investigaciones correspondientes.

Cabe señalar que la actual gestión municipal ha instalado 170 nuevas cámaras de videovigilancia en el Cercado de Lima, que se han complementado con las 190 instaladas a lo largo de la ruta del Metropolitano entre Lima Norte y el centro de la ciudad y otras 40 que se ubicarán en el tramo de la Línea Amarilla, entre el límite con el Callao y la Vía de Evitamiento.

De esta manera, la nueva central de monitoreo permite el control de 406 cámaras en total, cuya labor se complementa con la instalación y puesta en marcha de 114 módulos para los «botones de pánico», que permiten reportar emergencias al Serenazgo desde el mismo lugar en que ocurren los hechos.

FrusRoboTres