Ir al contenido

MML brinda recomendaciones para el consumo de pescado y mariscos en Semana Santa

A pocos días de la Semana Santa, la Municipalidad de Lima, a través de Solidaridad Salud informará sobre los cuidados necesarios que tiene que tener la población cuando adquiera y consuma pescado y mariscos con el fin de evitar intoxicaciones y problemas en la salud de la población.

ComidaSemanaSanta1

A pocos días de la Semana Santa, la Municipalidad de Lima, a través de Solidaridad Salud informará sobre los cuidados necesarios que tiene que tener la población cuando adquiera y consuma pescado y mariscos con el fin de evitar intoxicaciones y problemas en la salud de la población.

Claudia Agüero, nutricionista de Solidaridad Salud recomienda al comprar pescado, fijarse que la textura de la carne esté bien compacta y firme al tacto, para asegurar la frescura del mismo. De igual forma, las escamas tienen que estar bien adheridas, de lo contrario es señal de que tiene varios días guardado.

Otra de las pautas para identificar un buen pescado es que los ojos estén brillantes, transparentes y saltones; las agallas o branquias del pescado fresco deben ser de color rojo intenso, nunca gris o amarillento.

Uno de los principales problemas que podría ocasionar estas condiciones son problemas gastrointestinales o una fuerte intoxicación generada por bacterias que se alojan en el pescado en descomposición. Si siente dolor de estómago, vómitos, diarrea y deshidratación debe acudir de inmediato a un centro de salud más cercano.

Otra de las recomendaciones de la especialista en nutrición es lavar bien el pescado y tener cuidado en la preparación; “no debemos mezclar los utensilios que se usan para limpiar el pescado con otros alimentos o vegetales porque podrían contaminarse”, advirtió la especialista.

ComidaSemanaSanta2

En el caso de los mariscos, estos no deben ponerse en cocción demasiado tiempo, y mucho menos recalentarlos ya que produce histamina, una enzima que provoca diversos problemas gastrointestinales.

Evitar ayuno

Aunque el ayuno es parte de la tradición cristiana y un tema de meditación y sacrificio, no debemos dejar de comer por completo. Si queremos ayunar podemos hacerlo de manera parcial, comiendo al menos frutas, verduras y bastante agua para que el cuerpo no entre en desequilibrio. Personas con diabetes y gastritis deben abstenerse.

“El ayuno nunca se debe practicar en los niños, pues con un día que el niño no coma, puede perder rápidamente peso o darle un cuadro de anemia”, enfatizó la nutricionista Claudia Agüero.