Ir al contenido

Serena de Lima interviene a conocido arrebatador callejero de celulares

Un conocido delincuente que acostumbraba arrebatar a los transeúntes objetos de no mucho valor para no tenérselas que ver con denuncias que generaran penas severas, fue capturado por una oficial del Serenazgo de Lima, cuando acababa de perpetrar su última fechoría en el cruce de los jirones Pachitea con Azángaro, en el centro de la capital.

 Captura1

Un conocido delincuente que acostumbraba arrebatar a los transeúntes objetos de no mucho valor para no tenérselas que ver con denuncias que generaran penas severas, fue capturado por una oficial del Serenazgo de Lima, cuando acababa de perpetrar su última fechoría en el cruce de los jirones Pachitea con Azángaro, en el centro de la capital.

Mayer Gómez Tenasoa, el díscolo ladrón, fue perseguido en moto y capturado por Rosa Vera Tijero, una tenaz miembro del Serenazgo Metropolitano, mientras escapaba a toda velocidad por la cuadra seis del Jr. Cañete luego de arrebatar la cartera y el celular a una mujer en las inmediaciones del mencionado cruce.

Una vez reducido el delincuente, para lo cual la serena utilizó las esposas descartables que todo agente municipal de Seguridad Ciudadana porta durante sus rondas de rutina, llegó la policía de la comisaría de Cotabambas a donde fue conducido el malhechor y recuperados los objetos robados.

No es la primera vez que Rosa Vera Tijero (36) neutraliza a un delincuente callejero. Ella trabaja en el Serenazgo de Lima desde hace seis años y ha participado en el seguimiento y captura de más de un centenar de bandidos acostumbrados a arrebatar celulares, carteras o mochilas, generalmente en la madrugada o en las primeras horas de la mañana.

“En las calles se ve de todo, desde desesperadas mujeres que van a dar a luz y no saben cómo llegar a un hospital, hasta sujetos que pasan en autos con sus secuaces, bajan al “vuelo” y jalan celulares, carteras y maletines, y si las víctimas se les enfrentan, les disparan y huyen en los vehículos”, destaca la madre de dos niños que inicia su turno muy temprano.

Captura2

Ella está destacada a la llamada “zona Bravo” llamada Lima monumental porque abarca la Plaza de Armas, la Plaza San Martin, el jirón de la Unión, la Av. Abancay y el Parque Universitario, entre otras transitadas calles, por lo que tiene constante contacto con turistas nacionales e internacionales.

Una de las operaciones más recordadas de Rosa fue cuando intervino y detuvo a José López Bernal, alias “Chino Loco”, quien el 22 de octubre del año pasado, armado con un cuchillo, arrebató su carretilla con nueve cajas de gaseosa a un repartidor que dejaba mercadería de la empresa Inka Kola en una tienda ubicada en la primera cuadra del jirón Carlos Zavala.

Los secuaces del delincuente, al ver la actitud férrea de la motociclista del Serenazgo, se dieron a la fuga en un station vagon donde esperaban al ladrón con el motor encendido.

Rosa Vera, quien es ejemplo e inspiración para sus compañeros, conoce al dedillo toda la zona Monumental y la ubicación de las cámaras de seguridad y los botones de pánico y orienta a los transeúntes para que los ubiquen y puedan pedir ayuda inmediata.