Ir al contenido

MML protege con rocas murete dañado por crecida del caudal del río rímac debajo del puente Dueñas

MML protege con rocas murete dañado por crecida del caudal del río rímac debajo del puente Dueñas

Atendiendo de forma inmediata el llamado de los vecinos de San Martín de Porres, la Municipalidad de Lima trabaja desde las tres de la mañana en la protección del talud izquierdo que corre por debajo del puente Dueñas, estructura erosionada por el incremento del caudal del río Rímac.

EnDuUnoo.jpg

Atendiendo de forma inmediata el llamado de los vecinos de San Martín de Porres, la Municipalidad de Lima trabaja desde las tres de la mañana en la protección del talud izquierdo que corre por debajo del puente Dueñas, estructura erosionada por el incremento del caudal del río Rímac.

Ayer, el vocero técnico de la Municipalidad de Lima, José Justiniano, descartó que el aumento del caudal del río esté debilitado la estructura principal del mencionado puente, explicando que la única pieza deteriorada es un murete menor construido por debajo del mismo, y hacia un lado, para evitar el desprendimiento de piedras cuando crece el río.

Por ese motivo, y mientras se monitorea la evolución del aumento del caudal del Rímac, maquinaria pesada del municipio limeño transporta y coloca rocas de más de un metro de diámetro en ese punto con el propósito de enrocar el talud afectado e impedir que el agua lo siga erosionando.

EnDuDoss.jpg

Justiniano Martínez refirió que dos excavadoras acopian las rocas de grandes dimensiones, traídas de distintas canteras, y las ubican junto al talud para reforzarlo. “Seguiremos monitoreando, y en tiempo de estiaje, cuando haya bajado el caudal del río Rímac, haremos una evaluación más detallada sobre la situación del cauce que corre bajo el puente”, expresó.

Cabe resaltar que el año pasado la comuna limeña, por encargo del alcalde Luis Castañeda Lossio, hizo una limpieza y descolmatación del cauce de los ríos Rímac, Chillón y Lurín, con la intensión ante liberarlos de piedras arrastradas y restos de árboles que pudieran interrumpir el tránsito del caudal y ocasionar desbordes en temporada de lluvias intensas.