Ir al contenido

MML clausura depósito donde se almacenaban “marcianos” en condiciones insalubres

MML clausura depósito donde se almacenaban “marcianos” en condiciones insalubres

Un depósito precario y sucio, que pese a sus reducidas dimensiones y escasa ventilación, era el almacén de un negocio dedicado a la venta de chupetes de hielo y yogurt, que eran distribuidos para ser vendidos en las calles del centro de la capital, fue clausurada por la Municipalidad de Lima por carecer de la infraestructura sanitaria adecuada.

 IncautaciónMarcianos1

Un depósito precario y sucio, que pese a sus reducidas dimensiones y escasa ventilación, era el almacén de un negocio dedicado a la venta de chupetes de hielo y yogurt, que eran distribuidos para ser vendidos en las calles del centro de la capital, fue clausurada por la Municipalidad de Lima por carecer de la infraestructura sanitaria adecuada.

Inspectores de Fiscalización y Control de la comuna limeña intervinieron el local luego de un trabajo de inteligencia en el que se captó que a diario decenas de ambulantes, portando coolers y cajas de tecnopor, se dirigían al interior de una casona ubicada en el Jr. Leticia, 539, para abastecerse de los populares “marcianos” y ofrecerlos en las calles al precio de un sol.

Desagradable sorpresa se llevaron los funcionarios municipales al constatar que en el interior 5 de la vieja quinta, los encargados del negocio almacenaban los productos en congeladoras maltratadas y sucias. En una segunda planta, incluso, donde funcionaba el domicilio de uno de ellos, se encontró un balde lleno de orina cerca de una de estas heladeras.

IncautaciónMarcianos2

Martí Reyes, coordinador de operaciones de la mencionada gerencia, estimó el número de chupetes hallados en 3 mil unidades, la mitad de ellos con etiquetas de la marca Las Delicias. Refirió que los encargados del local aseguraron que estos eran preparados en la fábrica de dicha empresa ubicada en Comas, aunque de ello no se tenga ninguna garantía.

“En algún momento (los encargados) refirieron que los marcianos de yogurt tenían un registro sanitario. Hemos hecho la revisión del mismo y hemos podido encontrar que carece de este registro. No existe un resultado con el código que consignan en las etiquetas que ellos mismos colocan en los marcianos. Es decir, están engañando a las personas”, dijo.

El lugar fue cerrado y a sus administradores se impuso una multa equivalente al 25% de una UIT, además de decomisarse toda la mercadería hallada, así como los depósitos y carretillas con que se vendían los productos encontrados en el almacén.

Por su parte, Ady Vilca, bióloga de la subgerencia de Vigilancia Sanitaria del municipio que acompañó el operativo, recomendó a la población no consumir chupetes de hielo ni bebidas frías ofrecidos en las calles; “son el caldo de cultivo de diversas enfermedades gastrointestinales todos los veranos”, recordó. 

IncautaciónMarcianos3