Ir al contenido

Serenazgo de Lima impide robo y recupera mercadería que acababa de ser sustraída en restaurante

Serenazgo de Lima impide robo y recupera mercadería que acababa de ser sustraída en restaurante

La oportuna reacción del Serenazgo de la Municipalidad de Lima impidió esta madrugada que un grupo de delincuentes lograran robar el mobiliario de un restaurante y varios sacos conteniendo ropa e implementos de seguridad valorizados en miles de soles, luego de irrumpir en sendos locales ubicados en la Plaza Dos de Mayo.

FrusRoUno

La oportuna reacción del Serenazgo de la Municipalidad de Lima impidió esta madrugada que un grupo de delincuentes lograran robar el mobiliario de un restaurante y varios sacos conteniendo ropa e implementos de seguridad valorizados en miles de soles, luego de irrumpir en sendos locales ubicados en la Plaza Dos de Mayo.

Eran alrededor de las 3:30 de la madruga cuando un patrullero del Serenazgo de Lima, en su rondas de rutina, se percata de un grupo de personas que en dos vehículos rondaban de forma sospechosa las inmediaciones de la entrada del predio ubicado en el número 38 de la mencionada plaza.

De inmediato, y sin que mediara explicación, los individuos se montan en sus vehículos y huyen tomando el ovalo, dejando caer en la pista, por el apuro, una rocola. La unidad del Serenazgo se acerca y confirma que se trataba de un aparato musical, usado comúnmente en restaurantes.

Al aproximarse al inmueble por donde los desconocidos merodeaban, los agentes del Serenazgo reconocen que se trataba de un restaurante – bar, cuyas puertas habían sido violentadas. Una vez dentro se identificó que la parte trasera del local comunicaba con una tienda de artículos y ropa de seguridad (Jr. Miguel Zamora, 107), donde también irrumpieron.

FrusRoDos

El subgerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima, Jorge Rodríguez, refirió que gracias a la oportuna reacción del Serenazgo, los delincuentes no llegaron a robar la gran cantidad de mercadería, entre herramientas e indumentaria de seguridad, que ya había sido empaquetada en bolsas para ser trasladada.

La Sra. Elsa Rodríguez propietaria del bar-restaurant, agradeció la inmediata reacción de los agentes ediles, y aunque relató que los facinerosos sustrajeron de su local un televisor de 48″ y cerca de s/.1500 soles en mercadería en la otra tienda, refirió que la pérdida pudo haber sido mayor si los delincuentes regresaban a el establecimiento como habían pensado.

Hoy en día, a las 170 cámaras de videovigilancia que hay en el Cercado de Lima, se suman 135 cámaras testigo que llevan igual número de serenos en las pecheras de su uniformes y chalecos para grabar sus intervenciones y así tener un registro que sirva como prueba policial ante delitos flagrantes.

FrusRoTres