Ir al contenido

MML aplica clausura definitiva a terminal de transporte que carecía de licencia

MML aplica clausura definitiva a terminal de transporte que carecía de licencia

 Con la colocación de muros y el tapiado de sus ingresos, la Municipalidad de Lima clausuró definitivamente el terminal terrestre del Grupo Cinco SAC (Ormeño), ubicado en el Jr. Zavala 171 – 177, al constatar que pese a las advertencias, se seguía operando en el mencionado establecimiento cuya licencia había caducado hace seis meses.

 ClausuraDeTerminal1

Con la colocación de muros y el tapiado de sus ingresos, la Municipalidad de Lima clausuró definitivamente el terminal terrestre del Grupo Cinco SAC (Ormeño), ubicado en el Jr. Zavala 171 – 177, al constatar que pese a las advertencias, se seguía operando en el mencionado establecimiento cuya licencia había caducado hace seis meses.

“No hay forma de que ellos hagan un trámite porque la zonificación ya cambió, o sea, en Lima cercado no hay un espacio para que alguien pueda solicitar una licencia de funcionamiento para operar como terminal terrestre”, expresó el subgerente de Fiscalización y Control de la comuna, Marco Cerni.

Refirió que dentro del citado local funcionaban las agencias de 22 empresas de transporte, donde no sólo se vendían pasajes sino que se embarcaban pasajeros, generando complicaciones en el tránsito vehicular de la zona y las inmediaciones.

Cerni Villar recalcó que los terminales terrestres ya no pueden operar en el Centro Histórico de Lima por un cambio de zonificación dado en el año 2005. “Muchas de estas empresas gestionaron hace años permisos para vender pasajes pero en la práctica arriendan espacios para usarlos como puntos de embarque de pasajeros”, dijo.  

Los encargados del terminal fueron sancionados con una multa ascendente a 2 UIT (S/. 7,900).

La Municipalidad de Lima pidió el apoyo de la policía de tránsito para multar a los buses que se estacionan en zonas rígidas y a la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancía (SUTRAN) para multar a las empresas que usan la calle como embarque de pasajeros.