Ir al contenido

Alcalde Luis Castañeda aclaró todas las consultas del parlamento sobre proyectos viales y de transporte

Alcalde Luis Castañeda aclaró todas las consultas del parlamento sobre proyectos viales y de transporte

Total conformidad al interior de la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República dejó la presentación del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, quien brindó un panorama completo sobre los proyectos en infraestructura vial y servicios de transporte público en la ciudad, además de descartar algún grado de sobrevaloración en el bypass 28 de Julio.

AlComi

Total conformidad al interior de la Comisión de Transportes y Comunicaciones del Congreso de la República dejó la presentación del alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, quien brindó un panorama completo sobre los proyectos en infraestructura vial y servicios de transporte público en la ciudad, además de descartar algún grado de sobrevaloración en el bypass 28 de Julio.

La intervención del burgomaestre puso al descubierto graves irregularidades a favor de la empresa OAS durante la gestión edil 2011-2014, entre ellos un acuerdo de «trato directo» suscrito en octubre de 2014, y que ha ocasionado el incremento del peaje en la Vía de Evitamiento pues de esa manera de viene pagando una deuda aceptada por la administración anterior.

Acompañado de la teniente alcalde Patricia Juárez y otros altos funcionarios municipales, Castañeda indicó que ese acuerdo hizo que el municipio acepte pagar al concesionario del proyecto Línea Amarilla hasta 160 millones de dólares (aproximadamente 520 millones de soles) por retrasos en el proceso de expropiaciones, incremento del costo del proyecto y otras negligencias de la gestión anterior.

El «trato directo», además, fue suscrito a pocas semanas de culminar la gestión de Susana Villarán, contraviniendo expresamente el artículo 30° del Decreto Legislativo 955, «Regla del Final de Mandato», que prohíbe a una administración saliente asumir compromisos financieros que debieran ser pagados por sus sucesores.

Consultado respecto a la empresa OAS, Castañeda cedió el uso de la palabra a los funcionarios, quienes explicaron que tal empresa fue convocada directamente por la administración anterior para encargarse de todas las obras del llamado «Proyecto Río Verde», y ello consta en un acta del 20 de mayo de 2011, suscrita por Miguel Prialé, quien fuera gerente municipal en ese tiempo.

En dicha acta también se menciona el acuerdo para ampliar la concesión de Línea Amarilla y entregar al concesionario la administración de los peajes hasta por 40 años, cambiar el nombre de todo el proyecto, retirar la exigencia de construir una ruta para el Metropolitano por la Vía de Evitamiento, así como otros aspectos que terminaron perjudicando a la ciudad de Lima.

Esta acta fue suscrita antes de los tres años exigidos para renegociar el contrato original del proyecto Línea Amarilla, que data de 2009, a lo que se suma que la gestión anterior resolvió ampliar la entrega de los peajes hasta por 40 años sin presentar sustento técnico alguno, negándole esa información a los regidores opositores que pidieron explicaciones en julio de 2011. A lo que hay que agregar que los cambios hechos se hicieron a espaldas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Río Verde

Con respecto al «proyecto Río Verde», se explicó que tal iniciativa se pretendió financiar con un fideicomiso ascendente a 74.5 millones de dólares, pese a que según los estudios hechos por la gestión anterior encontró que los costos totales de las obras demandarían inversiones por más de 1,000 millones de soles pues implicaba la construcción de una alameda, puentes y un conjunto de viviendas.

De ese monto se gastó casi 5 millones de soles en pagar estudios técnicos, bosquejos y diseños del futuro «proyecto Río Verde», además de comprar un terreno en Campoy por casi 17 millones de soles, siendo beneficiada una firma que había adquirido el mismo por un monto muy inferior y que fue disuelta luego de realizada esa operación.

ByPass

El alcalde Castañeda fue enfático en señalar que, ante la inviabilidad de este proyecto, se optó por usar los recursos del fideicomiso en el moderno bypass de la avenida 28 de Julio, descartando que se haya producido sobrecosto alguno en la realización de esa obra.

Indicó que una muestra del proceder correcto del municipio es la participación de un equipo especial de la Contraloría ya viene auditando esta obra desde hace dos semanas, recibiendo las facilidades correspondientes de parte de funcionarios de la comuna capitalina. A ello se suman auditorías independientes contratadas por la gestión edil para garantizar la transparencia de este proyecto.

Con respecto a los proyectos de corredores viales, la autoridad municipal subrayó que todos los contratos suscritos por la gestión anterior fueron declarados nulos de pleno derecho por el MEF, ya que incluían cláusulas que carecerían el pasaje hasta por 9 soles, perjudicando a los usuarios.

Ante ello, la actual gestión regularizó los contratos con el MEF y por ello ya operan con normalidad los corredores Tacna-Garcilaso-Arequipa, Javier Prado-La Marina-Faucett, y ya comenzó a operar el corredor San Juan de Lurigancho a través de los túneles Santa Rosa y San Martín, estando a la espera el futuro corredor Panamericana que irá desde Puente Piedra a Villa El Salvador.