Ir al contenido

MML clausura prostíbulos clandestinos que funcionaban en la Av. Tacna

MML clausura prostíbulos clandestinos que funcionaban en la Av. Tacna

Dos departamentos que funcionaban como prostíbulos clandestinos en las cuadras 2 y 3 de la Avenida Tacna fueron clausurados por la Municipalidad de Lima (MML) en un nuevo operativo contra el comercio sexual y negocios del Cercado de Lima.

ProAvTacUno

Dos departamentos que funcionaban como prostíbulos clandestinos en las cuadras 2 y 3 de la Avenida Tacna fueron clausurados por la Municipalidad de Lima (MML) en un nuevo operativo contra el comercio sexual y negocios del Cercado de Lima.

La acción se realizó luego de una labor de inteligencia durante la cual personal encubierto de la Gerencia de Fiscalización y Control del municipio limeño registró en video con todos los movimiento en relación al ejercicio de esta actividad en ambos locales.

El primer punto intervenido fue el departamento 805 ubicado en el edificio de la Avenida Tacna 211. En el interior se encontraron a ocho mujeres que estaban a la espera de ser contactadas por clientes, vía llamada telefónica, guiándose por avisos publicados en algunos diarios locales.

Los servicios se realizaban en tres cuartos acondicionados con colchones en el suelo y en pésimas condiciones de salubridad. Asimismo, se encontró una veintena de celulares cada uno con el nombre que usaban las mujeres para contactarse con sus clientes frecuentes.

ProAvTacDos

Entretanto, en el departamento 329 de la Avenida Tacna 303 se encontraron a seis jóvenes. Allí había tres cuartos acondicionados de madera. Las prostitutas también eran contactadas por teléfono.

 “Hemos encontrado a las mismas personas que aparecen en los videos de inteligencia así como a un varón, quien sería el regente del lugar. Estamos investigando los nexos entre ambos locales”, refirió Marti Reyes, coordinador de operaciones de la gerencia de Fiscalización y Control de la MML.

Los departamentos de los mencionados edificios fueron clausurados por presentar mobiliario hotelero en pésimo estado así como colchones y tarimas de cama deterioradas y sucias. Los fiscalizadores decomisaron todo e impusieron una sanción de 2 UIT, equivalente a S/ 7,900.