Ir al contenido

Serenos equipados con armas no letales frustran asalto en plena vía pública

Serenos equipados con armas no letales frustran asalto en plena vía pública

Efectivos del Serenazgo de Lima equipados con armamento no letal frustraron el robo de las pertenencias de un ciudadano que salía de un local nocturno en el Cercado de Lima. La intervención se realizó apenas unas horas de iniciado el despliegue de la Primera Brigada de 30 serenos que resguarda la seguridad de las calles con el apoyo del equipamiento no letal.

DelAtTres

Efectivos del Serenazgo de Lima equipados con armamento no letal frustraron el robo de las pertenencias de un ciudadano que salía de un local nocturno en el Cercado de Lima. La intervención se realizó apenas unas horas de iniciado el despliegue de la Primera Brigada de 30 serenos que resguarda la seguridad de las calles con el apoyo del equipamiento no letal.

El hecho ocurrió en el cruce de la avenida Garcilaso de la Vega y el jirón Quilca, aproximadamente a las 5:00 de la mañana del jueves 24 de marzo, cuando efectivos del Serenazgo observaron en actitud sospechosa a dos individuos que estaban abordando un automóvil con logotipo y casquete de taxi.

Y es que momentos antes, uno de esos sujetos le había arrebatado sus pertenencias -entre ellas un teléfono celular- al ciudadano identificado como José Navarro Ochante (27), que quedó dormido en plena vía pública luego de una salida nocturna.

La acción fue detectada por los serenos, que decidieron intervenir de inmediato para evitar que los ladrones puedan darse a la fuga. Al ser abordados, intentaron negar cualquier participación suya en un acto delictivo pero finalmente terminaron por confesar su delito.

DelAtDos

Los infractores fueron identificados como Alfonso Ochoa León (23) y Ronald Carril Escalante (18), que ocupaban un vehículo al que hacían pasar por un taxi de servicio público que estacionaban fuera de locales de entretenimiento nocturno, al parecer buscando potenciales y desprevenidas víctimas.

Inicialmente fueron abordados por los serenos César Morales Acasiete y Juan Abregu Camarena, quienes luego fueron auxiliados por sus colegas Miguel Pímentel Julca y Mizael Pérez Chacón. Todos ellos estaban equipados con armamento no letal que no fue necesario utilizar pues pronto fueron reforzados por unidades móviles del Serenazgo.

Los intervenidos fueron derivados a la comisaría de Alfonso Ugarte, donde se encontró que ambos contaban con antecedentes criminales y denuncias por robos similares en el centro de Lima, tanto a transeúntes como a ocasionales pasajeros que abordaban su falso taxi de placa A1U-651.

DelAtUno