Ir al contenido

Se retira pared de quincha que amenazaba caer y herir a transeúntes

Se retira pared de quincha que amenazaba caer y herir a transeúntes

Parte del frontis superior de una vivienda que había caído hasta quedar apoyada en un poste de tendido eléctrico en la octava cuadra del Jr. Ica en el centro de la capital, fue desmontada y retirada junto a escombros por la Municipalidad de Lima para evitar que la estructura caiga y hiera a los transeúntes.

MurCaUno

Parte del frontis superior de una vivienda que había caído hasta quedar apoyada en un poste de tendido eléctrico en la octava cuadra del Jr. Ica en el centro de la capital, fue desmontada y retirada junto a escombros por la Municipalidad de Lima para evitar que la estructura caiga y hiera a los transeúntes.

Personal de la Gerencia de Servicios a la Ciudad de la Municipalidad, al mando de un cargador frontal, un minicargador y un volquete, bajo la dirección de la Subgerencia de Defensa Civil del municipio, acudieron al lugar para remover la estructura de quincha que había sido debilitada a causa de un incendio registrado el 22 de diciembre del año pasado.

La arquitecta Flavia Denegri, vocera de la Subgerencia de Defensa de la comuna limeña, dijo que tras el accidente su despacho hizo una estimación de riesgo en la casona, el cual arrojo que se trataba de una finca ruinosa inhabitable por lo que se reubicó temporalmente a los vecinos en 18 carpas y 2 baños portátiles en la explanada del parque Monserrat en el Cercado.

MurCaDos

Refirió que luego de dos meses de reubicación temporal, un grupo de vecinos retornó al predio ignorando las cintas de seguridad y cartelones con las señalizaciones de “Vivienda inhabitable”, “Vivienda en peligro” con que se había acordonado la zona.

La funcionaria expresó que aunque ya se ha coordinado con la gerencia de Servicios a la Ciudad para que su personal continúe ayudando a retirar los escombros del lugar, corresponde a los vecinos actuar con responsabilidad y abandonar voluntariamente el área siniestrada que es propiedad privada.

“La vivienda mantiene la consideración de Riesgo Alto Grave y aunque no ha habido ningún daño colateral de vidas humanas salvo pérdidas materiales, exhortamos a los vecinos a que tengan un poco más de cuidado y que se den cuenta que su vida es lo más importante”, puntualizó.

MurCaTres