Ir al contenido

Luis Castañeda Lossio recordó temperamento excepcional y artístico de arquitecta Flor de María Valladolid

Luis Castañeda Lossio recordó temperamento excepcional y artístico de arquitecta Flor de María Valladolid

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, asistió este viernes al velatorio de la arquitecta Flor de María Valladolid Illescas, funcionaria municipal de destacada trayectoria y riguroso profesionalismo que laboró en la comuna capitalina en la actual gestión y en dos administraciones anteriores (2003 -2006) y (2007-2010).

ValladoUno

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, asistió este viernes al velatorio de la arquitecta Flor de María Valladolid Illescas, funcionaria municipal de destacada trayectoria y riguroso profesionalismo que laboró en la comuna capitalina en la actual gestión y en dos administraciones anteriores (2003 -2006) y (2007-2010).

Durante el concurrido velatorio realizado en el Salón de los Espejos del Teatro Municipal que la arquitecta ayudó a restaurar siguiendo los planos originales luego de un devastador incendio en 1998, el burgomaestre calificó a la exfuncionaria como una mujer de esencia finita e infinita porque tuvo una actitud y un temperamento fuerte y abnegado cuyo único límite era su imaginación.

“Decían que era muy temperamental, no ocultaba las cosas. Todo el mundo me comentaba que trabajar con ella era lo más difícil; para mí fue lo más fácil, porque me encontré con talento, con entrega, con arte, con eso tan sublime que tienen los espíritus especiales”, expresó, tras recordar algunas de las jornadas compartidas desde que la conoció durante su primer periodo al mando de la capital.

Recordó, por ejemplo, su trascendental papel en la recuperación del Parque de la Reserva donde bajo el precepto de construir las mejores fuentes de agua del mundo, hoy funciona el Circuito Mágico del Agua, o el Parque de la Muralla, cuyos antiguos vecinos hoy instalados en un moderno complejo habitacional, acompañaron el velatorio para mostrar sus condolencias y agradecer el trabajo social de la arquitecta.

ValladoDos

Por su parte, el esposo de la desaparecida profesional, Rubén Castellares, con sentidas palabras recordó que conoció a quien sería su consorte de toda la vida cuando ambos eran niños, y que doña Flor de María siempre mostró un temperamento riguroso y serio en todo lo que hacía. “Hasta cuando jugaba era seria y perfeccionista”, expresó para consternación de los presentes.

Con más de 30 años de carrera municipal, la indesmayable arquitecta Valladolid desempeñó en la actual gestión los cargos de Gerente del Programa para la Recuperación del Centro Histórico de Lima (Prolima), Presidente del instituto Metropolitano de Planificación (IMP), Presidente del directorio de Emilima, Presidente del Instituto Catastral de Lima (ICL) y Gerente de Desarrollo Urbano. 

En el velatorio además del esposo, hijos, hermanos y cuñados de la arquitecta, también estuvieron presentes funcionarios y colegas de todos los rangos de la corporación municipal, además de antiguos compañeros de la promoción 1967 de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Artes de la Universidad Nacional de Ingeniería.

Los restos de la arquitecta Valladolid Illescas serán enterrados mañana al mediodía en el Cementerio Museo Matías Presbítero Maestro de Barrios Altos.

ValladoTres