Ir al contenido

MML realiza operativos contra venta de productos que incumplen normas sanitarias

La Municipalidad de Lima, a través de la Subgerencia de Vigilancia Sanitaria, reforzó los operativos e inspecciones por los alrededores del Mercado Central, por próxima fiesta de Halloween en la que gran cantidad de productos se comercializan sin las normas sanitarias y de elaboración requeridas por el Ministerio de Salud.

HallProUno

La Municipalidad de Lima, a través de la Subgerencia de Vigilancia Sanitaria, reforzó los operativos e inspecciones por los alrededores del Mercado Central, por próxima fiesta de Halloween en la que gran cantidad de productos se comercializan sin las normas sanitarias y de elaboración requeridas por el Ministerio de Salud.

Entre los objetos decomisados se encontraban: máscaras, maquillaje sin registro sanitario, juguetes, las famosas calabazas  naranjas, y una gran cantidad de dulces elaborados sin un registro sanitario aprobado por el Ministerio de Salud, los cuales fueron encontrados en almacenes en estado deplorable. 

Las conocidas Calabazas desprendían su color al tacto, conteniendo en su composición sustancias químicas como el Plomo, niquel, cobalto, que al mayor contacto y exposición ocasionan daños a la piel y reacciones alérgicas, lesiones dermatológicas y hasta problemas respiratorios.

HallProDos

Estas intervenciones se efectuaron en las inmediaciones del Jr. Huallaga, Jr. Ayacucho, Jr. Cusco y Jr. Andahuaylas incautando los objetos ya mencionados, que estaban destinados a ser consumidos durante las innumerables celebraciones de la “Noche de Brujas”, poniendo en riesgo la salud de la población.

Para esto, la Municipalidad de Lima recomienda: Verificar el registro sanitario y el buen estado del empaquetado de los productos. Las máscaras deben ser de jebe flexible con orificios para la buena respiración y visión de nuestros niños y por último que los objetos no sean de composición inflamable para evitar accidentes y a su vez que no desprenda olores fuertes y tóxicos.

De esta forma, la comuna capitalina sigue haciendo frente a la elaboración fraudulenta de objetos y dulces que pueden causar un daño severo en la salud de los limeños.