Ir al contenido

Se clausuran ocho locales en los que se practicaba el meretricio clandestino

La Municipalidad de Lima, a través de la Gerencia de Fiscalización y Control, dispuso la clausura de ocho locales comerciales en los que, bajo la fachada de salones de spa y masajes, se ejercía en realidad actividades de meretricio clandestino en pleno Centro Histórico de Lima.

ProSereUno

La Municipalidad de Lima, a través de la Gerencia de Fiscalización y Control, dispuso la clausura de ocho locales comerciales en los que, bajo la fachada de salones de spa y masajes, se ejercía en realidad actividades de meretricio clandestino en pleno Centro Histórico de Lima.

En un operativo realizado en conjunto con la Policía Nacional, los fiscalizadores de la comuna capitalina intervinieron en los pisos superiores la galería comercial «Centro Emancipación», ubicada en la cuadra 4 del jirón Cusco, con el fin de verificar si allí se ejercía la prostitución clandestina y trata de personas.

El operativo permitió descubrir habitáculos en los que se habían acondicionado colchones, sofás y mobiliario en el que se brindaban servicios sexuales a parroquianos. La Policía detuvo en el lugar a 10 mujeres, quienes no opusieron resistencia a la acción fiscalizadora.

ProSereDos

Los agentes del orden trasladaron a las detenidas a la comisaría de Cotabambas, para realizar las investigaciones que permitan determinar si detrás del negocio se hallaba una red de trata de personas. La Gerencia de Fiscalización y Control, en tanto, dispuso el cierre inmediato de los locales utilizados para el meretricio clandestino.

Cristian Rosenthal, gerente de Fiscalización de la Municipalidad de Lima, añadió además que a los propietarios de cada local cerrado, se le aplicará una multa ascendente a 2 UIT, que equivale a S/. 7,400 nuevos soles. Además, para garantizar el cumplimiento de la disposición edil, se dispuso la soldadura de puertas en cada uno de los establecimientos.

Añadió que esta medida se adoptó por la comisión de faltas administrativas e incumplimiento de las normas municipales, pero también como una medida sanitaria debido a que la práctica del meretricio constituye un riesgo para la salud pública, dado que puede ser fuente de enfermedades de transmisión sexual.

El operativo forma parte de los esfuerzos entre la Municipalidad de Lima y la Policía Nacional para hacer del Centro Histórico un lugar más seguro para los vecinos de Lima, contrarrestando la delincuencia común y la prostitución clandestina en varios puntos críticos de la ciudad.