Ir al contenido

Se retira a ambulantes de la Av. Miguel Grau en operativo conjunto con La Victoria

Con el propósito de controlar el caos peatonal y vehicular que genera el comercio ambulatorio en las dieciséis cuadras de la avenida Grau, la Municipalidad de Lima, en alianza con la comuna de La Victoria, realizó un operativo para retirar a los vendedores informales que entorpecen la circulación en diversos tramos y jirones aledaños de la citada vía.

OpeGrauUno

Con el propósito de controlar el caos peatonal y vehicular que genera el comercio ambulatorio en las dieciséis cuadras de la avenida Grau, la Municipalidad de Lima, en alianza con la comuna de La Victoria, realizó un operativo para retirar a los vendedores informales que entorpecen la circulación en diversos tramos y jirones aledaños de la citada vía.

El personal de las gerencias de Fiscalización y Control de ambos municipios, comenzaron el operativo en el cruce de las avenidas Abancay y Grau, y el jirón Iquitos, jurisdicción de La Victoria, donde intervinieron a los vendedores ambulantes de comida que realizan su trabajo sin ningún tipo de control sanitario.

“Junto con la comuna de La Victoria, tenemos el propósito de reordenar totalmente la Av. Grau, importante vía que por mucho tiempo ha vendido siendo presa del desorden que ocasionan a toda hora decenas de ambulantes que pese a las advertencias continúan con su trabajo informal”, expresó Christian Rosenthal, Gerente de Fiscalización y Control de la comuna limeña.

OpeGrauDos

En un escenario por momentos tenso debido a la intransigencia de algunos comerciantes que se resistían al operativo, el contingente de fiscalizadores de ambos municipios, apoyado por tres camiones, avanzó en caravana por las dieciséis cuadras de la Av. Grau desalojando en su camino a grupos de vendedores que en algunos casos obstruían las salidas de emergencia de las tiendas cercanas.

En el número 1382 de la citada avenida, por ejemplo, los agentes de fiscalización de Lima, decomisaron decenas de planchas de vidrio, apiladas contra la pared del domicilio, ocupando la mitad de la vereda y con ello amenazando la vida de los peatones que transitaban por la vía. El material, al parecer, amontonado para la venta informal, fue incautado.

Los bienes decomisados durante la redada fueron conducidos a los depósitos de sendos municipios. En el caso de Lima, las personas intervenidas deberán pagar una multa equivalente al 10% de una UIT (S/. 385 Nuevos Soles) por ocupar la vía pública de manera indebida. Ellos podrán recuperar lo decomisado siempre que demuestren con documentos ser propietarios de lo que reclaman. 

Este operativo se suma al efectuado la semana pasada en los alrededores del Hospital Dos de Mayo, intervenciones diseñadas por el concejo capitalino para contrarrestar el desorden vial que genera la venta ambulatoria de alimentos y otros productos en la calles del centro histórico.