Ir al contenido

Osinfor confirma buen abastecimiento de alimentos para animales del Parque de las Leyendas

Luego de supervisar sus instalaciones, el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de la Fauna Silvestre (Osinfor) verificó el abastecimiento de alimentos como verduras y carnes destinados a los animales del Parque de las Leyendas y corroboró que las especies se encuentran en buen estado físico.

OsinAlim

Luego de supervisar sus instalaciones, el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de la Fauna Silvestre (Osinfor) verificó el abastecimiento de alimentos como verduras y carnes destinados a los animales del Parque de las Leyendas y corroboró que las especies se encuentran en buen estado físico.

De acuerdo al acta levantada el último 25 de julio, los biólogos de Osinfor Luis Rico, Kenny Gómez y Maura Jurado, comprobaron que en el zoológico hay alimentos almacenados para varios días, las cámaras frigoríficas se encuentran operativas y que los recintos de la zona Selva están en buen estado y con las barreras de seguridad apropiadas.

Indica también que se verificó el reparto de alimento (pejerrey) para las especies respectivas (pingüinos y lobos marinos), de acuerdo a la cantidad correspondiente a las dietas, entre los días 22,23 y 24 de julio, así como la distribución de carne para los animales del Felinario.

Señala también que del total de 985 especímenes registrados en el Parque de las Leyendas – de los cuales 181 corresponden a zoocriadores- se encuentran en aparente buen estado físico y cinco especies cuentan con el tratamiento debido, de los cuales dos presentan mal congénito (1 tigre y 1 otorongo). Anota que los especímenes cuentan con sus respectivas historias clínicas.

Asimismo, en el acta, Osinfor refiere que durante la supervisión, el personal del parque cumplió con presentar la documentación requerida como informes, censos, reporte de ingresos y egresos, plan de manejo, directiva con relación a la saca; sustento de baja y saca, informes anuales del 2013 y 2014, dietario, entre otros documentos.

Finalmente, da cuenta que el número de especímenes verificados durante el censo de campo coincide con los registros presentados por los trabajadores del zoológico, desde el inicio de la supervisión.