Ir al contenido

Más de un millón de personas se beneficiarán con intercambio vial a desnivel Naranjal

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, supervisó está mañana los trabajos de construcción del intercambio vial a desnivel Naranjal que se levanta en el cruce de la Panamericana Norte con la avenida Naranjal, obra que agilizará el tránsito vehicular en esa vía y beneficiará a más de un millón de personas del cono norte de Lima y del norte chico.

AvaDesNarUno

El alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, supervisó está mañana los trabajos de construcción del intercambio vial a desnivel Naranjal que se levanta en el cruce de la Panamericana Norte con la avenida Naranjal, obra que agilizará el tránsito vehicular en esa vía y beneficiará a más de un millón de personas del cono norte de Lima y del norte chico.

La presencia del burgomaestre capitalino coincidió con la operación de izaje o colocación de vigas de concreto armado en uno de los dos puentes vehiculares, que irá en el sentido de San Martín de Porres hacia Los Olivos, Puente Piedra, Comas y Carabayllo.

Castañeda resaltó que el nuevo óvalo Naranjal, cuya ejecución demandará una inversión de cerca de 40 millones de dólares, agilizará el tránsito y flujo de más de 120 mil vehículos que a diario circulan por la Panamericana Norte.

AvaDesNarDos

“Es una obra muy necesaria, porque aquí hay una gran congestión. Con estos trabajos se va aliviar el tránsito en el Naranjal y la Panamericana Norte y se beneficiará a todos los distritos del cono norte, como Puente Piedra, Ancón y también del norte chico, Chancay, Huacho, entre otros”, destacó.

El alcalde indicó que tal como van los avances, la obra deberá ser inaugurada, a más tardar, en febrero próximo para beneficio de miles de personas que diariamente utilizan la panamericana norte.

“Estamos en un 50% de avance de la obra y todo se está realizando dentro de los plazos establecidos. Lo importante es que con esto se va a beneficiar a un millón de personas que viven en las zonas aledañas”, estimó Castañeda.

El proyecto integral comprende un óvalo a nivel de 200 m de diámetro, dotado de cuatro carriles de circulación y con ramales de 3 carriles para la conexión directa al óvalo desde o hacia la Panamericana Norte.

También la construcción de dos puentes vehiculares de 39 metros de longitud y 19 de metros de ancho, que permiten el paso en el óvalo sobre la Panamericana Norte.

Asimismo, la berma de la Panamericana Norte tendrá tres metros de ancho, mientras que la berma de los ramales de acceso al óvalo será de 1.2 m. de ancho.

Para los transeúntes se construirá dos puentes peatonales de 72,4 metros de longitud y 2,50 m de ancho libre, los mismos que estarán provistos de rampas de acceso inclusivas, uno al norte y otro al sur del intercambio.