Ir al contenido

Disposición legal prohíbe funcionamiento de imprentas en Centro Histórico de Lima

La Municipalidad de Lima aclaró que, por disposición legal edil, el funcionamiento de las imprentas no está permitido en el Centro Histórico de la capital, debido a que operan en condiciones de riesgo y atentan contra la salud de la población por el uso de insumos químicos.

ImpCieUno

La Municipalidad de Lima aclaró que, por disposición legal edil, el funcionamiento de las imprentas no está permitido en el Centro Histórico de la capital, debido a que operan en condiciones de riesgo y atentan contra la salud de la población por el uso de insumos químicos.

La acción de retiro de estos comercios se ejecuta al amparo de la Ordenanza N° 857 y el Decreto de Alcaldía 040-2009, que prohíbe el giro de imprentas en el Centro Histórico de Lima, medida que fue ratificada por la Ordenanza Nro. 1608 emitida en el 2012.

Por esta razón, el coordinador de la Gerencia de Fiscalización de la comuna capitalina, Martí Reyes Villavicencio, exhortó a los propietarios de estos establecimientos a abandonar el lugar de manera pacífica.

ImpCieTres

Indicó que en lo que va del año se han clausurado más de 1500 imprentas en el Centro Histórico de Lima, que representan más del 80% del total y precisó que aún falta cerrar alrededor de 300 imprentas.

Afirmó que en el marco del proceso de erradicación y ante el desacato por parte de 15 imprentas ubicadas en los jirones Chancay, Cañete y Angaraes, el municipio limeño reiteró la orden de clausura en estos establecimientos y procedió a colocar muros de concreto en las puertas de ingreso para impedir que sean nuevamente reabiertos.

El funcionario recordó que el diálogo con los empresarios gráficos se inició en el 2009 y que se retomó a inicios de este año, a fin de concluir con el proceso de manera pacífica.

En ese sentido, rechazó las protestas y enfrentamientos protagonizados por un grupo de comerciantes que se oponen a esta medida y denunció la agresión a serenos y policías que intentaban hacer respetar la decisión de clausura municipal.

“Los empresarios y trabajadores en el Jirón Chancay han incurrido en desacato a la sanción de clausura impuesta por la municipalidad; lo que hemos hecho es sostener la medida que fue incumplida por ellos”, precisó el subgerente municipal.