Ir al contenido

Retiro de imprentas del Centro Histórico se ajusta a ley

El proceso de reubicación y retiro de imprentas del Centro Histórico de la capital se ajusta a ley y a las disposiciones ediles vigentes, aseguró la Municipalidad de Lima que rechazó las actos de violencia y protestas protagonizados por un grupo de comerciantes dedicados a esta actividad que se oponen a esa medida.

ImProUno

El proceso de reubicación y retiro de imprentas del Centro Histórico de la capital se ajusta a ley y a las disposiciones ediles vigentes, aseguró la Municipalidad de Lima que rechazó las actos de violencia y protestas protagonizados por un grupo de comerciantes dedicados a esta actividad que se oponen a esa medida.

Luis Gayoso, gerente de Desarrollo Económico de la comuna limeña, precisó que el diálogo con los titulares de estas imprentas se inició en el 2009 y que se retomó, a inicios de este año. Durante todo este tiempo se les exhortó a los propietarios de estos comercios a abandonar el Centro Histórico teniendo en cuenta que la actividad gráfica no está permitida en esa zona por disposición legal municipal.

Manifestó que los empresarios y trabajadores de la actividad gráfica de los jirones Chancay, Cañete y Angaraes fueron notificados reiteradamente, desde el 25 de mayo, para que procedan a dejar la zona; ante la negativa se procedió a clausurar las imprentas por ser un peligro y riesgo para la salud de los vecinos.

ImProDos

El funcionario denunció que ante la medida un grupo que apoya estos comercios agredió a inspectores municipales y serenos, además de causar destrozos a una unidad del Serenazgo.

«Tenemos innumerables quejas de vecinos porque estos negocios de actividad gráfica se ubican en una zona residencial, no es una zona industrial y además representan un peligro para la salud de la población», enfatizó.

 

Prohibición Legal

Gayoso subrayó que la acción municipal de erradicar las imprentas que operan en condiciones de riesgo se realizan acatando lo dispuesto en la Ordenanza Nro. 857 y el Decreto de Alcaldía 040-2009, que prohíbe el giro de imprentas en el Centro Histórico de Lima, medida que fue ratificada por la Ordenanza Nro. 1608 emitida en el 2012.

El funcionario indicó que desde el inicio de la actual gestión municipal se ejecuta un plan para recuperar y preservar los espacios del Centro Histórico de Lima, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, con el fin de velar por su importante valor histórico y cultural.

Señaló que como parte de ese proceso, más de 2 mil negocios orientados a la actividad gráfica que operaban en los jirones Conde de Superunda, Caylloma y Rufino Torrico, Puno, Azángaro y otras calles aceptaron dejar el Centro Histórico de Lima y reubicarse locales y centros gestionados por la comuna capitalina.

La mayoría de estos comercios funcionan ahora en los centros comerciales Unicentro de la Plaza Unión, de Unicachi en la avenida Caquetá, y en las galerías Arica y Guizado Récord, en Breña, donde sus actividades les genera una alta rentabilidad.