Ir al contenido

Fallece sereno metropolitano que fue atropellado por conductor ebrio en el Centro de Lima

Pablo Ayala Guerra de 35 años, miembro del Serenazgo de Lima, que fue atropellado por un conductor que manejaba ebrio, falleció esta tarde en el hospital Guillermo Almenara tras permanecer varias horas en estado de coma, producto del fatal accidente ocurrido en la intersección de las avenidas Garcilaso de la Vega y 9 de Diciembre, en el Cercado de Lima.

SeHerDos

Pablo Ayala Guerra de 35 años, miembro del Serenazgo de Lima, que fue atropellado por un conductor que manejaba ebrio, falleció esta tarde en el hospital Guillermo Almenara tras permanecer varias horas en estado de coma, producto del fatal accidente ocurrido en la intersección de las avenidas Garcilaso de la Vega y 9 de Diciembre, en el Cercado de Lima.

El sereno permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos del Servicio de Neurología del referido nosocomio de EsSalud, donde fue operado de emergencia por presentar un traumatismo encéfalo craneal (TEC) grave que lo dejó en estado de coma, producto del violento impacto.

Ayala Guerra realizaba esta madrugada su acostumbrada ronda a pie, cuando de pronto  fue embestido por Juan Ignacio Carbonell Sánchez, quien conducía en estado de ebriedad su vehículo de placa F5M-489  que se pasó la luz roja.

Lejos de ayudar y socorrer al sereno herido, el irresponsable chofer se dio a la fuga, siendo capturado a la altura de la avenida de La Peruanidad, en el Campo de Marte, Jesús María, por otra unidad del serenazgo limeño, tras una rápida persecución.

Al ser intervenido por los serenos y la policía, Carbonell Sánchez se encontraba en aparente estado de ebriedad. Además, se hallaron algunas botellas de licor en el interior de su vehículo, siendo trasladado a la Comisaría de Petit Thouars, donde ahora tendrá que responder ante la justicia por este deceso.

 

Condolencias

Conocido el lamentable hecho, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio expresó sus condolencias a la familia de Pablo Ayala y dijo que la comuna capitalina está de duelo por la irreparable pérdida del integrante del Serenazgo Metropolitano que cumplía con su labor de proteger  la ciudad.

“Mi sentido pésame a la familia del sereno Pablo Ayala quien falleció tras ser atropellado por un irresponsable en estado de ebriedad”, dijo muy sentido el burgomaestre.