Tribunal Constitucional rechaza argucias legales de ruta del Callao que pretendía retornar a corredor

El Tribunal Constitucional (TC) declaró improcedente el recurso de agravio constitucional presentado por la empresa de transporte Veintidós, autorizada por el Callao, a través del cual pretendía retornar al corredor Javier Prado, implementado por la Municipalidad de Lima como parte del ordenamiento del servicio de transporte en la ciudad.

La empresa chalaca, que opera la ruta CR-54, solicitaba que la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de Lima  cumpla con las actas de los acuerdos adoptados con la  provincial del Callao acerca del respeto a las autorizaciones otorgadas por dicha comuna y le permita seguir circulando por las vías del corredor rojo, considerando además la continuidad urbana entre ambas jurisdicciones.

Al respecto, el TC considera que “las referidas actas constituyen acuerdos entre Lima y Callao para reordenar el servicio de transporte público urbano e interurbano y adoptar medidas de carácter técnico y legal que faciliten la ejecución de las actuales y futuras políticas municipales con mira a la implementación de un transporte moderno y seguro”.

Por tanto –concluye el máximo organismo intérprete de la Constitución-, que dichas actas no constituyen actos administrativos que reconozcan algún derecho específico a la empresa Veintidós que deba ser cumplido por la Municipalidad de Lima, por lo que declaró improcedente el recurso de agravio constitucional. La sentencia interlocutoria fue notificada a la GTU el 5 de diciembre último.

Elvira Moscoso, gerente de Transporte Urbano de Lima, resaltó la decisión del Tribunal Constitucional y señaló que la sentencia, en la práctica, rechaza las argucias legales con las que algunas empresas del Callao pretenden retornar a las vías de los corredores complementarios.

Remarcó que dichas vías han sido declaradas intangibles como parte del Sistema Integrado de Transporte Público (SIT) creado mediante Ordenanza Municipal N° 1613, norma edil vigente desde junio de 2012.

“Como autoridad municipal vamos a continuar con labor de control, fiscalización y racionalización para ofrecer a la ciudad un servicio de transporte público ordenado, seguro y moderno”, manifestó la funcionaria.

La ruta CR-54 fue retirada en julio de 2016 de ese corredor complementario y desde entonces los directivos de la empresa recurren a recursos legales para volver a operar en el eje Javier Prado-La Marina- Faucett, afortunadamente sin éxito. En agosto del año pasado, la Quinta Sala Civil de la Corte Superior de Lima desestimó un recurso similar.