En lo que va del año el Serenazgo de Lima realizó 5,700 intervenciones y capturó a 35 bandas de arrebatadores

 

Una exitosa labor cumple el Serenazgo de Lima en lo que va de la actual gestión municipal 2015-2018, luego de heredar de la gestión anterior apenas cuatro pantallas y seis cámaras de vigilancia en la Central de Monitoreo de Vigilancia de Seguridad Ciudadana. 

Hoy en día son más de 200 las cámaras que vigilan todo el Cercado de Lima, junto a los 160 botones de pánico que han permitido la reducción en un 35 por ciento de la incidencia de delitos callejeros en la zonas donde está ubicadas, aseguró el Gerente de Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Lima, Abdul Miranda.

“Durante el año 2014, se realizó 960 intervenciones, mientras que en lo que va del año, suman 5,700, de las cuales 35 bandas de arrebatadores fueron capturados” anotó.

Precisó que hasta en un 80 por ciento de estas bandas eran integradas por menores de 18 años y comandas por avezados delincuentes mayores de edad. Entre las intervenciones figuran la captura de ladrones de celulares, carteras, “raqueteros”, “bujieros” y violencia callejera en las 10 zonas Cercado de Lima.

El personal cuenta con chalecos antibalas, armamento no letal, además de patrullar a bordo de una moderna flota de autos, camionetas, motos y bicicletas. Asimismo, los efectivos hacen uso de un moderno Gimnasio construido por la gestión para que complementar su formación.

La Brigada Canina también hizo lo suyo. Unos 35 perros doberman que vigilan la ciudad al lado de sus guías, están capacitados para detectar pirotécnicos, rescatar personas bajo escombros y ayudar en la intervención de ladrones en fuga.

BALANCE SERENAZGO 2015 2018 5

Brigada de Rescate

De acuerdo al precepto del alcalde Luis Castañeda Lossio de equipar a los serenos metropolitanos para atender todo tipo de auxilios, durante los huaycos del 2017, la Brigada de Rescate salvó una treintena de mascotas en las zonas de Carapongo, Santa María y Huachipa, además de ayudar a  los pobladores a escapar del lodo y las piedras que bajaban de los cerros y de los caudales de los ríos Rímac y Huaycoloro.

“Hoy tenemos un sereno mejor preparado que no solo se limita a llamar a los bomberos o a la Policía, pues son  los primeros en llegar a los accidentes de tránsito e incendios para ayudar a las víctimas”, enfatizó Miranda Mifflin.  

 

BALANCE SERENAZGO 2015 2018 6